1 de septiembre de 2014

CONVOCADA REUNION NACIONAL DE LA DEN - AMPLIADA DE LA ASOCIACIÓN DE COLOMBIANOS Y COLOMBIANAS EN VENEZUELA

BORRADOR DE “PROPUESTA DE  TRABAJO”
Reunión de la Dirección Ejecutiva Nacional-Ampliada
Septiembre 4 y 5 de 2014


EL ORDEN DEL DIA ES EL SIGUIENTE:

4:  y 5 de septiembre  (Jueves  Viernes) 

9: A.M. INSTALACIÓN 
    PRIMERA SESIÓN DE TRABAJO  DE LA " DEN"-AMPLIADA
          (COORDINADOR:  GALO PEREZ (ZULIA) FELIX DE ALCAZAR (TRUJILLO) 
1: Lectura del acta anterior
2: Informes:  1.1: Informes de  regiones ( 15 minutos por cada región)
                        1:1.1.Coyuntura local y regional,Organizativa-politica-econòmica  
1.1.2.Tema: Situación  de acceso al sistema educativo de niños y niñas colombianas viviendo en  Venezuela ( cada región)
1:1.3.Regularizaciòn de ciudadanos beneficiarios del Decreto 2823 de 2004 y su implementación en la región: Organizativamente- comunicacionalmente, logísticamente y económicamente (saldo positivo o negativo)
1:1.4. Varios: Informe de planes consolidados y por consolidar. Económico, social, político, otros
             3: Informe nacional:
 4: Presentación de la Ley Orgánica Contra la Discriminación Racial
 5: Discusión de la coyuntura: Frontera, Contrabando, Deportaciones,     Regularización beneficiarios Decreto 28-23 del 2004, regularización de nuevos migrantes, nacionalizaciones y deportaciones
6: Discusión de las relaciones políticas  internas y externas  
7: Propuesta de Asamblea nacional noviembre 26 de 2014…(aniversario de la asociación)
8: Construcción de la propuesta del plan de trabajo y conclusiones
9: Varios

29 de agosto de 2014

Buscan soluciones alternas al cierre de frontera.... serà cierto este titular? veamos la nota...


Foto archivo La Opinión.

Ofrece tu opinion sobre esta reunión.Serà que el contrabando esta resolviendo la pobreza  en Colombia...ò engordando a los ricos?                        opina..colombianosenvenezuela@yahoo.com.mx


El malestar y rechazo que ha desencadenado en la zona de frontera el cierre nocturno de los pasos limítrofes entre Colombia y Venezuela, como una medida para combatir el contrabando, quedó consignado ayer en un manifiesto que será dado a conocer a los gobiernos de los dos países, por intermedio de sus respectivos cancilleres.

El documento fue suscrito por diputados y concejales de Norte de Santander, sus homólogos de los municipios fronterizos del Estado Táchira y los diputados a la Asamblea Nacional de Venezuela, Wálter Márquez ( de oposición al proyecto bolivariano-antichavista)  y Homero Ruíz, quienes se reunieron en Cúcuta, en una sesión especial en la que analizaron las afectaciones que ha traído para muchos colombianos y venezolanos la restricción.

Durante el encuentro, los dirigentes manifestaron abiertamente su inconformismo con la decisión y exhortaron a los gobierno de los dos países a buscar otros mecanismos y estrategias, más allá de los represivos, que permitan hacerle frente a un  flagelo que por décadas ha dejado grandes secuelas en la economía de las naciones hermanas.

Advirtieron que el cierre de la frontera trae una serie de consecuencias que afectan el derecho al estudio de decenas de venezolanos que vienen a Cúcuta a formarse profesionalmente y viceversa, así como a obreros que laboran en empresas cuyos horarios se extienden hasta altas horas de la noche o la madrugada,  enfermos, viajeros y muchas personas que subsisten legalmente del ir y venir entre ambos países.

“Se debe diferenciar lo que es el contrabando a gran escala y lo que son las compras familiares. Los que viven en una zona de integración fronteriza tienen el derecho legítimo a comprar productos para la cesta básica, eso no es ningún contrabando”, manifestaron los dirigentes.

En ese sentido, consideraron que la fuga de alimentos que se viene registrando en el vecino país es producto del desequilibrio macroeconómico y la crisis política que vive Venezuela, por lo que consideraron que lo pertinente es “revertir esas causas y no atacar solamente las consecuencias”.

Violación a normas internacionales 

Aunque por parte de la dirigencia colombiana se destacó el interés del gobierno del vecino país de trabajar mancomunadamente con su homólogo colombiano en la lucha contra el contrabando, diputados como Hernando Ross insistieron en que la decisión adoptada por el presidente Nicolás Maduro no es la salida a la problemática y lo que hace es agravar aún más la situación económica en que se encuentran cientos de personas de lado y lado de la frontera.

Por su parte, el diputado a la Asamblea Nacional de Venezuela Homero Ruíz, también fue enfático en que para acabar con el contrabando lo primero en que se debe trabajar es en erradicar el desempleo y reactivar la producción en los corredores fronterizos.

Por eso, en el manifiesto dejaron constancia de que el cierre temporal no solamente viola las constituciones de ambos países, sino la Convención Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), así como normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El gobernador encargado de Norte de Santander, Gregorio Angarita Lamk, quien también se hizo partícipe de la cumbre binacional, retieró igualmente la posición de inconformismo del gobierno departamental frente a la medida y aseguró que aunque son respetuosos de las decisiones unilatereales que asuma la vecina República,  esto no los exime de la responsabilidad de velar por el bienestar de aquellos sectores que no participan de actividades ilegales y garantizar que puedan seguir disfrutando de las ventajas que tiene una zona de frontera.

Los puntos del manifiesto

Los asistentes a la cumbre binacional de dirigentes de frontera dejaron constancia en el manifiesto de los siguientes acuerdos:

Rechazar el cierre de la frontera en horas nocturnas.

Exhortar a los gobiernos de Colombia y Venezuela, por intermedio de sus cancillerías, a la búsqueda de soluciones amistosas por los canales diplomáticos, dentro del marco de los acuerdos binacionales, para que se busquen soluciones alternativas para combatir el contrabando.

Reclamar medidas políticas cónsonas con las realidades que estamos viviendo en la frontera, para lo cual se requiere tomar medidas macroeconómicas y que generen confianza en todos los sectores de la vida económica de ambas naciones.

Que opinión tienes ahora?   escribemos a: colombianosenvenezuela@yahoo.com.mx

25 de agosto de 2014

23 de agosto de 2014

La inmigración de indocumentados colombianos hacia Venezuela...Para abrir el debate

Tomado de Aporrea.org

Por:  


Colombia a lo largo de su historia ha sido gobernada por una clase social, política y económica dominante, la cual ha usufructuado la fuerza de trabajo de millones de colombianos, se ha apropiado de las tierras y de las riquezas del subsuelo, creando grandes desigualdades sociales. De hecho, el país neogranadino es la tercera nación más desigual del globo terráqueo, y la segunda del continente americano después de Brasil. (Ñustes, N; 2010. P. 51, 52)
Su pobreza extrema, sumada a la violencia, el terrorismo de Estado, el narco-paramilitarismo, la entrega de su soberanía a los Estados Unidos, la penetración de transnacionales, entre otros, conllevó a que un sector de la sociedad empuñara las armas contra el estamento. Por ello desde el siglo pasado, la sociedad colombiana vive una guerra civil que le ha costado miles de muertos. El fenómeno de la violencia por parte de Estado y la persecución de los sectores críticos, progresistas y revolucionarios, ha conllevado a que miles de colombianos se vean obligados a salir de su territorio. Comprendemos la situación de los desplazados quienes han sido víctimas de la violencia del estado mafioso, criminal y narco-paramilitar colombiano contra campesinos y sectores progresistas.
No así, cuestionamos y nos oponemos a quienes ingresan a nuestro país en condiciones distintas. Venezuela por estar unida geográficamente a la tierra del traidor Santander, ha sido víctima del fenómeno de la diáspora de millones de ciudadanos de la vecina república quienes pasando por los caminos verdes y con la complicidad y anuencia de algunos efectivos militares corruptos y políticos traficantes de votos, facilitan su ingreso de forma ilegal a nuestro país, trayendo consigo un conjunto de problemas que trasladan a la sociedad venezolana: delincuencia, secuestro express, transculturización, escuadrones de la muerte, estafas, narcotráfico, sicariato, contrabando, pobreza, buhonerismo, prostitución, marginalidad, fuga de divisas, invasiones, colapso de los servicios públicos, colapso de hospitales, irrespeto a las normas de convivencia, entre otros. Un gran número de ellos vinculados de forma directa o indirecta con organizaciones paramilitares.
Nos oponemos por una razón elemental, ni Venezuela ni ninguna nación del globo terráqueo puede llevar a cuesta la carga social de otro país, mucho menos poner en riesgo su Seguridad y Defensa Nacional. El estado colombiano evade su responsabilidad para con sus connacionales, empujando de forma intencional a las poblaciones deprimidas, marginadas y excluidas hacia sus países vecinos, siendo el nuestro el más perjudicado por esta invasión silenciosa, masiva y planificada. Para el representante permanente de la República Bolivariana de Venezuela ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), en su intervención ante este organismo, el 22 de julio de 2010, afirmaba que en Venezuela vivían más de cuatro millones de colombianos. (Chaderton, R; 2010: P. 16)
De esa fecha hasta la presente, la inmigración se ha duplicado, según algunos expertos en la materia. Para el historiador Carlos González, en entrevista concedida a quien suscribe el presente artículo, destacó que en la actualidad conviven en Venezuela cerca de 9 millones de neogranadinos. Afirma el destacado investigador que el grueso de esa inmigración obedece al Plan Patriota, antiguo Plan Colombia, el cual se propone entre otras cosas propiciar una invasión silenciosa que responda a los intereses del gobierno neogranadino, estableciendo un ejército paramilitar para ocupar nuestro país, desestabilizar, generar caos y dar al traste al proyecto político que inició el presidente Hugo Chávez. Señala que con el gobierno de Álvaro Uribe se materializó la siembra de paramilitares colombianos en distintas ciudades del país, incluyendo los barrios de Caracas. Destaca el historiador que la mayoría de los residentes colombianos en el país son Uribistas y aún cuando han sido beneficiados por el Gobierno Nacional se oponen al proyecto bolivariano, respondiendo a las directrices del plan invasor. (González, C; 2013, Entrevistas).
Si bien es cierto lo planteado por el profesor Carlos González de la invasión silenciosa paramilitar, no es menos cierto que parte de esa inmigración, se genera por personas que se vienen seducidos por todos los beneficios dados de forma irresponsable por el gobierno bolivariano a todos sus conciudadanos radicados acá, quitándoles a muchos venezolanos los beneficios que por derecho y por lucha social e histórica le corresponden. Esa irresponsabilidad puede ser considerada de traición a la patria por quienes desde alto y medio gobierno facilitan a indocumentados dichos beneficios en desmedro de los venezolanos, poniendo en riesgo nuestros derechos y soberanía. No nos oponemos a los neogranadinos que tienen muchos años viviendo en Venezuela. Sería interesante conocer las estadísticas de ciudadanos colombianos beneficiados por la Misión Vivienda Venezuela.
Me comentaba un dirigente comunitario de Catia, que en el complejo habitacional Valle Abajo I, ubicado en Gramoven, el 70% de las viviendas fueron asignadas a colombianos con poco tiempo en el país. Esto no ocurre en ningún país del mundo. Recientemente, el pasado jueves 9 de enero, se realizó una protesta por parte de un grupo de venezolanos quienes cuestionaban y repudiaban la asignación de viviendas a extranjeros. Ellos por el contrario no han sido beneficiados, viven alquilados o en casa de algún familiar generando incomodidad y hacinamiento. (Noticiero Venevisión, Emisión Estelar, 9/01/2014)
Esa invasión silenciosa obedece a una estrategia del Estado colombiano de diluir a la sociedad venezolana con su presencia masiva en todo el territorio, ocupando principalmente aquellas regiones donde subyacen recursos mineros y petroleros. No en vano los estados Táchira, Zulia, Carabobo Miranda y Bolívar son las provincias donde hay mayor presencia neogranadina en el país. Por supuesto incluyendo a Caracas, sede de los poderes centrales. Nos preguntamos, ¿Qué pasa con los organismos de seguridad del Estado y con los dirigentes políticos nuestros que no se pronuncian ante esta invasión alarmante? Integración no es igual a invasión. Ni siquiera durante el gobierno del pro-colombiano y asesino Carlos Andrés Pérez hubo una inmigración tan desproporcionada.
El proyecto de la burguesía colombiana siempre ha apetecido los recursos naturales de Venezuela (Petróleo, minerales, gas, etc). Ese planteamiento está claramente expresado en distintas publicaciones del Instituto de Altos Estudios de la Defensa de Colombia (IAEDC) y otras instituciones académicas donde abordan la temática de la invasión silenciosa de colombianos hacia Venezuela. Gloria Gaitán, hija del dirigente neogranadino Jorge Eliecer Gaitán, viajo a Venezuela en el año 2004 para denunciar que Uribe preparaba una invasión a Venezuela por el estado Zulia. (Ñustes, N; 2010. P. 20,21)
Privan a sus ciudadanos de los derechos más elementales como la salud, educación, trabajo, alimentación, etc, por el contrario, en la tierra de Bolívar, no sólo se les recibe sino que además se les reivindica garantizándoles derechos que en su país de origen le fueron negados. Roy Chaderton Matos, lo expresa en estos términos “se fueron a Venezuela por el infortunio de no poder vivir en su país”. (Chaderton, R; 2010, P. 16)
Observamos con desparpajo, asombro y molestia la actitud indigna de muchísimos colombianos quienes se expresan tan mal del país que los acogió y los hizo ciudadanos, que les sació el hambre, les dio trabajo, educación, seguridad social y la estabilidad que nunca tuvieron en su tierra. Condenamos esa actitud traidora, deplorable, ruin y mal agradecida de estas personas que no merecen vivir en la tierra de Guaicaipuro. Por fortuna no son todos quienes asumen esa posición despreciable, existen ciudadanos colombianos agradecidos y conscientes que han reconocido ser bien acogidos en esta tierra y han mejorado sus condiciones de vida.
La situación es tan deplorable que Nelson Ñustes activista de los Derechos Humanos de nacionalidad colombiana condena esa actitud de sus connacionales. Al respecto, señala en su libroInvasión y Colaboracionismo, lo siguiente “una cantidad alarmante de colombianos que inmigran a Venezuela y Ecuador son personas vampirizadas que contaminan a la población local con sus aprendidos discursos contrarrevolucionarios y delincuenciales”. Añade en esa misma obra, que en su recorrido por Venezuela, en el año 2008, conoció decenas de colombianos mientras se transportaba en buses intermunicipales, observando que muchos de los que habían ingresado al país ilegalmente pese a que habían sido detectados por la Guardia Nacional, eran tratados con respeto, estos mismos colombianos arremetían contra el gobierno venezolano, nación que les permitió permanecer aún en forma ilegal en el país. (Ñustes, N; 2010, P.52).
Por si fuera poco, señala en la página 27 del texto citado que “a todo esto se suma la gran desventaja que para los actuales procesos en Ecuador y Venezuela significa tener de vecino al principal exportador de delincuentes del mundo, de donde han egresado los mejores pupilos de las Escuelas de las Américas, las escuelas mercenarias israelíes y las escuelas de criminales de Schwarzenegger y compañía: La Colombia Uribista. (Ñustes, N; 2010. P. 27)
Es por ello que desde esta trinchera le hacemos un llamado a la sociedad venezolana a exigir a las autoridades nacionales el control del flujo migratorio de indocumentados que no sólo traen una carga social a nuestro país, sino que vulneran la estabilidad del proceso político venezolano. Así mismo, exigimos a los organismos de inteligencia desmantelar y aniquilar las estructuras de los paracos enquistados en los 4 puntos cardinales de la nación; y a los colectivos sociales, políticos, y culturales de los barrios, urbanizaciones y campos, estar alerta ante la presencia de irregulares. Por nuestra parte, nos solidarizamos con los desplazados del país vecino que presentan una situación diferente y requieren de nuestro apoyo y de nuestras mejores voluntades.
Bibliografía
-.Chaderton Matos, Roy. Venezuela rompe con Colombia, publicaciones del Ministerio de Comunicación e Información (MinCI),2010. P. 58.
-.González, Carlos, Entrevista en la Universidad Bolivariana de Venezuela, Octubre 2013.
-.Noticiero Estelar de Venevisión, Caracas, 9 de enero de 2014.
-.Ñustes, Nelson. Invasión y Colaboracionismo. Fundación Editorial El Perro y la Rana. Colección Alfredo Maneiro. Serie Cuestiones Geopolíticas, Caracas, 2010. P. 132.

9 de agosto de 2012

Maria Lara, Migrante Colombiana

Fotografia y entrevista: Luz Anaya/Redaccion Editorial Migrantes



María Lara, nacida un  7 de septiembre en sucre, Departamento de Sucre, en la costa norte  colombiana, es unas de esas mujeres que  "cruzan la raya para seguir la lucha", llego a Venezuela  un 15 de marzo, del año "del febrero histórico... 1992", por razones  eminentemente  económicas, ella sabe que el modelo de gobierno colombiano la empobreció y luego la expulsó, la obligó dejar su natal sucre en la depresión Momposina, entre grandes caños, ciénagas, zápales  y la pobreza de una región donde lo abundante es la  ausencia del Estado...
Cuenta María  que.."La primera vez que había decidido venirme fue, el cuatro de febrero, pero suspendí el viaje porque habían dicho que habían disturbios y fue cuando la rebelión, entonces después decidí venirme en marzo," bueno yo, cuando llegue, a Maicao, en el Departamento de la Guajira;  me esperaba un señor que era con el que iba a trabajar, recuerdo que  estaba con su familia  y él  pago para que me cruzaran" . Esta mujer de carácter fuerte, pero humana en su  condición social ha trabajado  en Venezuela desde 1992. sin parar...afirma. Se nacionalizó en el año 2004, vivió los rigores de   los gobiernos  de la cuarta República, donde tenían que pagar y pagar y los robaban, pero nunca le dan documentos, hasta que vio la  luz en el túnel....llegó el decreto de amnistía del año 2004.
"Dejaba atrás en ese momento la situación económica de Colombia que era crítica y tenía mi familia, con  falta de estudios para los niños, la alimentación y demás gastos propios de una familia;  Me vi obligada a venir para acá para trabajar para conseguir por lo menos un poco mas de aliento económico y así ha sido, he mejorado  tanto que toda mi familia  está trabajando en Venezuela".

María tiene hoy una casa de alimentación y le ofrece alimentos a 160 personas, es una de esas colombianas que se sienten comprometidas con lo que ocurre en Venezuela.

La anécdota
"La anécdota, que me marco fue que al llegar, yo pensé en mis hijos porque mis hijos los deje allá con su papa y su abuela y entonces yo, mi idea era traérmelas también porque no las podía dejar porque eran unas niñas y decidí traérmelas también, de todas maneras de igual forma me las tenía que traer porque yo las quería tener conmigo, al traérmelas esa si me las metieron por los caminos verdes y me duraron una semana perdidas en esas trochas, pero yo tuve ayuda con la señora que trabajaba que tenía buenas relaciones y ellos me ayudaron, me las buscaron en la frontera con altavoces y todo, ya cuando ya aparecieron  me tranquilice, eso es lo mas presente que recuerdo al llegar aquí pues"
Si no decido venir a Venezuela, hoy en día mi situación y la de mi familia, mi situación  sería muy precaria, caótica!!...si eso era lo que yo veía allá (pobreza y violencia)  y después lo visualicé acá y me dije " En Venezuela si tengo una esperanza para mi familia... y lo hice"

María, es una migrante que ha desarrollado su proyecto de vida en Venezuela, que a demás mantiene la esperanza de que algún día "lleguen a Colombia un gobierno que vuelva la vida al pueblo colombiano, ella se ve visitando su natal Sucre, pero no piensa regresar a quedarse porque acá lo tiene todo... su familia y un pueblo a su lado, dice que votará y ya sabe por quién..., cuando le preguntamos respondió... Por él único que se atrevió arriesgarlo todo por mí, por nosotros, por los sueños de Bolívar..

 

20 de mayo de 2012

INICIA CAMPAÑA DE AFILIACIÒN..


AFILIATE AL PROYECTO MAS GRANDE DE LA COMUNIDAD MIGRANTE DE ORIGEN COLOMBIANO  EN VENEZUELA...  SOLICITA TU CARNÈ... LLAMA Y PIDE MAS INFORMACIÒN  0212  339  72  60
 POR UNA INCLUSIÓN SOCIAL  EN LA REPÙBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA







Nuestro Carné de Afilado no Reemplaza ningún documento de Identificación en la República Bolivariana de Venezuela, su uso es personal e intransferible, y  con el solo se tiene acceso a los procesos organizativos diseñados por la Asociación  en la búsqueda de la Inclusión Social, podrà  hacer uso efectivo de los derechos y deberes que le confieren los Estatus sociales del proyecto: Colombianos en Venezuela
El mas uso del mismo no lo exime  de las responsabilidades penales y civiles de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y las Leyes
















5 de agosto de 2011

Anteproyecto de ley


Anteproyecto de ley para la Inclusión social activa de las comunidades migrantes En la República Bolivariana de Venezuela

EXPOSICIÒN DE MOTIVOS


La constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela introdujo en sus principios fundamentales su patrimonio moral y sus valores de libertad, igualdad, justicia y paz internacional basados en la doctrina de Simón Bolívar el libertador.
*Entendiendo que toda ley debe ser general e impersonal, dirigida hacia toda la sociedad.
*Comprendiendo la etiología del fenómeno social de la movilidad humana.
*Rechazando cualquier tipo de exclusión o discriminación de orden económico, religioso, racial, político o cultural.
*Reconociendo que la República Bolivariana de Venezuela ha sido ejemplo y modelo de reconocimiento en los últimos 12 años de los derechos y garantías de las comunidades migrantes.
Que existen leyes, convenios y tratados, de orden nacional e internacional que contemplan y relievan derechos humanos de los hombres, mujeres y niños que pisan territorio venezolano.
El inicio de la República Bolivariana de Venezuela produjo cambios estructurales y culturales orientados a la construcción y refundación de la nación basada en las corrientes humanistas más avanzadas y el legado del pensamiento bolivariano en la construcción de un modelo social incluyente
La Republica Bolivariana de Venezuela ha tenido desde el momento mismo de su creación como uno de sus ejes estratégicos refundar la patria grande, la de Bolívar, la de Miranda, con hombres y mujeres libres, verdaderos ciudadanos, capaces de transformar el entorno social adverso que durante generaciones los ha excluido.
En el concepto de Patria Grande, el proyecto Nacional Simón Bolívar como un proyecto estratégico de construcción del ciudadano o ciudadana de una nación mas allá de las fronteras que nos dividen, de una sociedad mas justa que propone al mundo

la inclusión activa y protagónica del individuo a la sociedad como único medio de solucionar el marginamiento endémico de nuestros pueblos, el momento histórico por el que atraviesa la humanidad, el papel de vanguardia de la Revolución Bolivariana en los cambios estructurales que se proponen para salvar a la especie humana, el papel estratégico de los sectores migrantes en los cambios negativos o positivos en las sociedades de acogidas, la utilización y manipulación que sectores reaccionarios ligados a intereses de los viejos y nuevos imperios de sectores migracionales en función de sus intereses.

Que el mayor numero de personas que han migrado en el desarrollo de la historia misma hacia el territorio de la República Bolivariana de Venezuela, calculado en cerca de nueve millones de hombres y mujeres, hoy viviendo en cualquiera de las condiciones migratorias, Nacionalizados, Residentes, Transeúntes, los Regularizados, los solicitantes de Refugio y los trabajadores
irregulares; lo hacen como consecuencia de conflictos sociales, políticos, militares y de ello se derivan los efectos económicos en sus países de origen, que precisamente el propósito de las causas de esta migración es producir seres humanos marginales, excluidos de sus derechos de construir un sistema social que los incluya y atienda activamente en sus necesidades primarias de seres humanos.
Que es fundamental para la existencia misma del proyecto de construcción del socialismo del siglo XXI implicar activamente a los sectores sociales de migrantes organizados en la defensa y expansión hacia sus territorios de origen del modelo de sociedad que se construye en la Republica Bolivariana de Venezuela.
Que la expresión organizada de migrantes agrupados en colombianos y colombianas en Venezuela una Sola Bandera es una de las estructuras migracionales que propone abordar el fenómeno migratorio de forma integral, dentro del contexto geopolítico internacional y del momento histórico por el que atraviesa el mundo y muy especialmente América Latina y el Caribe.
Que en este sentido el movimiento de colombianos y Colombianas en Venezuela una sola Bandera como expresión organizada de los migrantes en la Republica Bolivariana de Venezuela pone a disposición del órgano legislativo este
anteproyecto de ley para la inclusión social activa, de las comunidades migrantes en la República Bolivariana de Venezuela de manera participativa en la construcción del ciudadano de la patria grande cuyo contenido es:
La Asamblea de la Republica Bolivariana de Venezuela ,en ejercicio de las atribuciones que le confiere el Articulo 187,en concordancia con el numeral 7 del Articulo 204 de la constitución Política de 1999 y las normas relacionadas
Con el desarrollo del pensamiento del padre libertador Simón Bolívar y el concepto de pueblo legislador,
La siguiente:
Ley para la inclusión social activa, de las comunidades migrantes en la República Bolivariana de Venezuela en la construcción de ciudadanía para la patria grande.
CAPITULO I
Priorizando en primer lugar, que toda la población de hombres, mujeres, niños y ancianos, migrantes, están en el deber y la obligación de respetar y defender el territorio, la soberanía, las instituciones democráticas, los símbolos patrios y el conjunto de normas que integran el estado social de derecho y de justicia en la R.B. de Venezuela¸

La presente ley tiene por objeto desarrollar y complementar el concepto de ciudadanía, participación activa y protagónica del migrante en la sociedad de acogida, dar un tratamiento más humanista al fenómeno Migracional, sobre la base de reconocer las causas profundas en los conflictos sociales, políticos, militares, y con ello sus desenlaces económicos y culturales que obligaron a millones de hombres y mujeres pobres a establecerse dentro de las fronteras de la Republica Bolivariana de Venezuela, a demás de la integración del migrante a las corrientes de cambios sociales, políticos y culturales que experimenta la Republica Bolivariana de Venezuela como sociedad de acogida.
Artículo 1°: proscribir la denominación de ilegal, toda vez que para la republica bolivariana de Venezuela, no existen seres humanos que sean ilegales.
Artículo 2°: el ejecutivo nacional a través del ministerio en el área de extranjería e inmigración, será la máxima autoridad migratoria encargada del ingreso, admisión, permanencia, registro, salida y reingreso de las y los ciudadanos migrantes.
Artículo 3°: establecer y diferenciar las categorías de personas visitantes, turistas y migrantes; a su vez el estatus de migrantes temporales y migrantes permanentes. Entendiéndose por temporales, los que ingresan al país en desarrollo de alguna labor profesional, estudiantil, técnica u ocupacional, por tiempo determinado y permanente los que superan los 2 años y desean continuar en el territorio nacional, en forma continua. A su vez los 2 tendrán el derecho de poseer visa y cedula de residentes si acreditan haber residido en el país por más de 2 años de manera continua.
Artículo 4: flexibilizar las condiciones de asilo y refugio, conforme a lo previsto en la constitución nacional y las leyes vigentes.
Artículo 5: establecer la deportación como una figura administrativo-policiva, de carácter excepcional y no como regla general en las políticas migratorias del país.
Artículo 6: en desarrollo del principio de la integración e igualdad de derechos en las áreas académica, política, social y laboral.
1. Establecer la homologación automática de títulos y certificaciones de estudio a nivel primario, secundario, universitario, postgrados y técnicos de los migrantes, sus descendientes y ascendientes, como lo han previsto ya los países del ALBA y UNASUR y según reglamentación del ministerio de educación y de estudios superiores en la R.B. de Venezuela.
2. Facilitar la fundación de partidos y movimientos políticos y/o la participación en los ya existentes en el país así, como el derecho a elegir y ser elegidos.

3. Promover la creación de oficinas de atención social integral al migrante, estableciendo nexos directos con cancillería, en todos los estados, capitales y zonas de frontera, donde exista dicha población en la R.B. de Venezuela.
4. Crear un vice ministerio específico para todo lo relacionado con la migración y sus comunidades.
5. Incorporar en los concejos comunales representación de comités de migrantes.
6. Auspiciar la vinculación de las comunidades de migrantes a todas las misiones y/o programas de desarrollo social, educativo, de salud, vivienda y demás que adelanta el gobierno nacional.
7. facilitar las opciones de empleo tanto en el sector público como privado sin discriminación alguna, para la población migrante en capacidad, con deseos y necesidades de vinculación al área productiva, de servicios o de administración en el país.
8.
Promover la creación de bases de paz encargadas de desarrollar la cultura del entendimiento y la solución pacifica y dialogada de los conflictos q surjan entre los gobiernos, los pueblos y las comunidades del área latinoamericana y mundial.
9. Facilitar y contribuir con una política de digno retorno a quienes deseen regresar a su país de origen.
Articulo7: incorporar, ratificar y desarrollar, a nuestra legislación venezolana, los convenios tratados y pactos internacionales en materia de derechos humanos y protección de los trabajadores migratorios, sus familiares así como las garantías de la población que proviene de otros países y que residen proactivamente en el territorio nacional.
Lapso para reglamentación
La asamblea establece un término de 60 días a partir de la publicación de la presente ley, para la expedición de un reglamento que desarrolle y dinamice la ejecución de su contenido.
Entrada en vigencia
Esta ley entrara en vigencia a los 90 días siguientes a su publicación en la gaceta oficial de la R.B. de Venezuela y derogara todas las disposiciones que le sean contrarias en su espíritu y filosofía democrática, participativa, integracionista y de inclusión.